Orden departamental del Ministerio de Educación quedaría anulada si no complace a las iglesias