Naomi Watts, en la piel de una periodista “pionera” del movimiento “Me Too”