El por qué la mitad de los brasileños no dan su equipo como favorito en Copa América